Despacho desde el Frente: Uno de los más brutales ataque contra los manifestantes

 
Por Gloria La Riva. Agosto 18, 2014. LiberationNews.   (Traducción: Fernando A. Torres)

Gloria La Riva es una conocida activista sindical y líder nacional del Partido Socialismo y Liberación de los Estados Unidos. Hace un par de días estuvo en Ferguson. Después de recibir un doloroso impacto de bala de goma (ver foto) Gloria nos escribe “No quiero decir que fue peor para mi … muchos sufrieron los mismo, pero como no tengo otras fotos de gente que recibieron balazos de goma … esto es lo que me pasó el domingo a las 9pm, 3 horas antes del toque de queda, en una manifestación de 3,000 personas, donde muchas madres y niños participaron y la cual fue brutalmente atacada”. La comunidad afroamericana de Ferguson tiene una clara y simple demanda: que el policía Darren Wilson, asesino de Mike Brown, sea enjuiciado. Pero los gobernantes y la policía tienen una respuesta diferente – nos dice Gloria – están amontonando mas fuerzas represivas. En la guerra contra la comunidad afroamericana se están empleando todas las armas de un ejército moderno … fue un asalto total contra una marcha en plena retirada. 
 

Pensando que estarían seguras, más de 3.000 personas se unieron anoche para marchar pacíficamente por la Avenida W. Florissant en la ciudad de Ferguson – cuatro horas antes del toque de queda de la medianoche impuesto por el gobernador del Estado de Missouri Jay Nixon el día de ayer. Pero a las 8:30pm las fuerzas policiales lanzaron el ataque más brutal de los últimos días desde que el joven Mike Brown fuera asesinado el 9 de agosto. Al final del asalto el gobierno anunció que la Guardia Nacional sería desplegada en Ferguson.

En la guerra contra la comunidad afroamericana de Ferguson se están empleando todas las armas de un ejército moderno. La pregunta es: ¿Creen realmente los poderes fácticos que pueden extinguir el clamor de justicia del pueblo con más y más fuerzas policiales? La verdad es que el gobierno federal, estatal y local ven implicaciones mucho más profundas si enjuician a un policía y acceden a la lucha del pueblo por llevar la paz a una comunidad que sufre la pérdida de otro joven Negro.

Le temen al ejemplo. Le temen al poder del pueblo para desafiar el enorme estado policial de las ciudades, Estados y del gobierno federal. Es por eso que casi 50 agentes del FBI están llegando a Ferguson. Ellos no vienen a investigar el asesinato de Brown. Nadie en la comunidad afroamericana cree eso. Como tampoco nadie cree que se demoraran – como algunos funcionarios lo han dicho – semanas y meses para finalizar la investigación.

Respondiendo a la afirmación del gobernador Nixon que está tratando de mantener la paz en Ferguson, la periodista Andrea Mitchell (NBC) en el programa Meet the Press del día de hoy lo desafió: “Bueno gobernador – le dijo – hubo paz la noche del jueves, la noche del jueves después de que usted designó al jefe de la policía estatal para hacerse cargo desde el condado. Pero después el jefe de la policía de Ferguson lanzó ese video (de Mike Brown supuestamente robando cigarros). ¿Qué justifica dar a conocer ese video del almacén, mientras que todavía no hay detalles sobre lo sucedido con la balacera misma. Eso fue lo que hizo que todo volviera a entrar en erupción la noche del viernes y que se impusiera el toque de queda. … “¿No debería decirle al jefe Jackson que renuncie o despedirlo?”

Después del ataque – que duró varias horas – y en medio de una zona de sitio fuertemente militarizada las fuerzas policiales realizaron una conferencia de prensa de emergencia a las 1:15am para justificar el ataque. El escenario que la policía presentó a los medios de comunicación fue falso.

Afirmaron que tuvieron que disparar contra la multitud para dispersarla después de ser atacados por varios disparos. Algunos de nosotros al frente de la marcha, quienes experimentamos en carne propia el ataque de la policía, sabemos que eso no fue lo que pasó. Los incidente de la noche comenzaron a las 8:00pm. Partiendo de la intersección de las avenidas de Cámaras y W. Florissant Ave., caminamos junto a una multitud de 2.000 dinámicas y comprometidas personas. La multitud creció rápidamente a 3,000. En esta marcha habían muchas mujeres jóvenes, niñas y padres con niños y bebés.

Como una veterana de cientos de marchas y protestas, me llamó la atención el respeto que la gente mostró hacia los líderes, los monitores y con los demás participantes en la marcha. Más tarde, cuando el asalto policial se fue extendiendo pude presenciar y experimentar grandes actos de coraje; como los hombres jóvenes se ponían en peligro para ayudar a escapar del cerco policial.

La razón mas probable para el ataque de la policía fue el hecho de que los líderes comunitarios locales anunciaron que marcharían hacia la comisaría. La policía afirma que actuaron en contra de la cabeza de la marcha porque íbamos a marchar al puesto de mando ubicado un centro comercial cercano. Nuevamente, eso es falso. En varias ocasiones el principal organizador anunció por el altavoz que la marcha se dirigiría hacia la comisaría. Nunca se uso un lenguaje inflamatorio. Cuando los manifestantes se acercaron al camino Jenning Station para doblar hacia la derecha en dirección de la estación policial, varios vehículos militarizados blindados aparecieron repentinamente cerca de la tienda Target para bloquear completamente la protesta.

Una granada incendiaria fue disparada hacia el frente de la marcha y las balas de goma comenzaron a golpear a la multitud. El gas lacrimógeno atragantó e incapacitó a muchas personas. La hora siguiente fue un asalto total contra una marcha en plena retirada. No había justificación para balas de goma o gases lacrimógenos contra una multitud que estaba caminando o corriendo para el otro extremo de la avenida Florissant, donde la marcha se inició.

A pesar de la retirada de los manifestantes, a lo largo de una ruta recta donde había muy pocos lugares para esconderse de los proyectiles, los camiones continuaron disparando balas de goma y gases lacrimógenos contra la multitud. Varias personas, entre ellas los activistas de la organización ANSWER Ana Santoyo y Arthur Sangster, fueron atrapados por la policía. No podían salir y fueron arrestados acusados por negarse a retirarse del lugar. Jamier Sale, también activista de ANSWER, se vio obligado – junto con varios otros hombres – a esconderse de la policía que andaba rastreando el lugar, detrás de un edificio y esperar por el fin del toque de queda. En esa zona, a muchas personas no se les permitió regresar a sus casas y no se les permitió recuperar sus coches. En consecuencia muchas personas se quedaron varadas en las afueras de la zona militarizada, expuestas a un peligro mayor.

La comunidad afroamericana de Ferguson tiene una clara y simple demanda: que el policía Darren Wilson, asesino de Mike Brown, sea enjuiciado. Pero los gobernantes y la policía tienen una respuesta diferente. Están amontonando mas fuerzas represivas en Ferguson. La demanda por la acusación del policía que mató a Mike Brown no ha disminuido ni un tanto, sólo ha crecido. Es urgente que las comunidades y organizaciones en los Estados Unidos se unan en solidaridad para exigir el término de la represión policial en Ferguson y que Darren Wilson sea acusado de asesinato.

###

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: