ESPAÑA: EL BIPARTIDISMO Y LA PÉRDIDA DE SU HEGEMONIA

Por: Miguel León Prado O*

Ante las elecciones municipales y autonómicas realizadas en España,el 24 de mayo próximo pasado, conviene hacer las siguientes precisiones:

1.- Sus resultados arrojan una ruptura del sistema político del bipartidismo imperante a nivel de gobiernos locales y autonomías regionales. Tanto el Partido Popular en el gobierno, como el Partido Socialista de oposición, perdieron en conjunto una cantidad cercana a los cinco mil concejales, comparados con los resultados obtenidos en la misma elección el año 2011. Por lo tanto, no existe un ganador claro y absoluto. No existe una mayoría absoluta a favor de los conservadores gobernantes para declararse como ganadores. Es una señal importante, a tener en cuenta para los próximos comicios generales, cuando se renueve el gobierno nacional en noviembre del 2015

2.-Los conservadores españoles (PP) sufrieron un fuerte retroceso electoral, pero conservaron, la condición de partido más votado en muchos territorios, producto que las nuevas fuerzas emergentes como Podemos y Ciudadanos no participaron. El Partido Popular, sólo se midió con los socialistas. En otros lugares “estratégicos” cuando compitieron todas fuerzas, no lo hicieron bien. Les fue mal. No consiguieron buenos resultados los oficialistas gobernantes.

3.- La elección del pasado domingo 24, puso a prueba el bipartidismo que ha caracterizado a la política española desde la caída de la dictadura de Franco en 1975. Durante cuatro décadas, socialista y conservadores se alternaron en el gobierno nacional, regional y local, terminando por caer en las preferencias de los electores, por factores como el desempleo, las medidas de austeridad neoliberales, los escándalos de corrupción y otros, dando origen a movimientos políticos emergentes como Podemos y Ciudadanos, presididos por dirigentes jóvenes de treinta años, que consiguieron un número de votos lo suficientemente representativo, que fracturó la hegemonía de los partidos tradicionales.

4.-Hoy Ciudadanos es la tercera fuerza política española, convirtiéndose en un partido bisagra, al posicionarse como una fuerza de “centro” que le permitiría pactar tanto con la izquierda como con la derecha. Al menos, así lo ha sostenido Matías Alonso, secretario general de esa agrupación. “Tenemos mucha afinidad con el PSOE, puesto que se le visualiza una predisposición a aceptar las propuestas de regeneración política de Ciudadanos”. En esa misma línea coincidente, se encuentra la otra formación política emergente, Podemos, al decir de Iñigo Errejón, número dos en su dirección, “que su partido ve al PSOE como su principal interlocutor para posibles pactos. Es el único socio viable porque la prioridad de Podemos es acabar con el proyecto político impulsado por Rajoy y el Partido Popular”. Ambas organizaciones coinciden con el socialismo español, en su intento progresista de regeneración. Eso está por verse en el desarrollo del devenir político español.

5.- Los resultados de esta elección demostró que la crisis europea está modificando la manera de juzgar a la política de los españoles como en su momento ocurrió en Grecia. Ahora tienden hacerlo por la gestión de la política pública que ofrecen los partidos y no por el voto ideológico. Así también ocurrirá en Chile en la próxima elección municipal del año 2016.

6.-Se abre un nuevo ciclo en la política española con este resultado. Se perfila a futuro el avance de los sectores del cambio y de la transformación por sobre los conservadores. La política española, entra en la etapa de las alianzas y convergencias de coaliciones, de los pactos, del dialogo ante la intolerancia, arrogancia y dogmatismo del gobierno de Rajoy. Estamos ante un escenario de alta fragmentación política, donde el bipartidismo tradicional, abrió paso al diálogo y la negociación con fuerzas de múltiples orientación. En este contexto, el Partido Popular, sería el menos favorecido por carecer de aliados potenciales para formar gobiernos regionales y locales a diferencia de los socialistas y los otros sectores.

7.- Ha triunfado en España, el diálogo y la esperanza por sobre la tozudez y la intolerancia conservadora e integrista, legado del franquismo dictatorial. Está en juego dos cosas relevantes. Por una parte, la estabilidad de la democracia, puesto que es un país sin tradición de pactos y coaliciones. Para que estos salgan bien y funcionen hace falta una visión de Estado. Por la otra, la capacidad de las fuerzas socialistas, de articular acuerdos de renovación y cambio en torno a ejes centrales programáticos para derrotar la crisis por la que atraviesa España, con propuestas pragmáticas, moderna, irreverentes que estén más allá de las ideologías pétreas que han predominado hasta el momento. Es por ello, que los acuerdos en las comunidades autónomas, servirán para que los partidos de esta orientación, evite la posibilidad de que el voto se divida en los comicios de noviembre próximo. Es la prueba y el desafío de los sectores de avanzada para ser gobierno conjuntamente y derrotar al dogmatismo y la intolerancia conservadora e integrista del Partido Popular de Aznar y Rajoy.
_______________________
* Abogado. Profesor-Investigador. Universidad Central de Venezuela. Facultad de Ciencias Económicas y Sociales. Escuelas de: Economía y de Estudios Internacionales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: